GEOLOGÍA. LA PUEBLA DE ALBORTÓN Y BELCHITE (Zaragoza)

11-09-2016

 

El pasado 11 de septiembre realizamos la primera salida geológica de la nueva temporada.

Empezamos recordando lo visto en la Plana de María, viendo nuevamente las formaciones de yeso y de calizas del mioceno del Valle del Ebro que se encuentran en la carretera de Valmadrid. Al llegar a las proximidades de La Puebla, pudimos ver cómo la erosión ha hecho aflorar los materiales del Jurásico que se sitúan bajo las rocas del Terciario. Recorrimos varios de estos paleorrelieves del Jurásico que se encuentran entre esta localidad y Belchite. Desgraciadamente la mayoría están siendo destruidos por la explotación de canteras, privándonos de un patrimonio geológico de importante valor didáctico.

Llegamos al barranco de Bocafoz y lo recorrimos para estudiarlo en detalle. En su entrada vimos las dolomias oquerosas de la Formación carniolas de Cortes de Tajuña, de pequeña extensión, corresponden al transito entre el Triásico Superior Final y el inicio del Jurásico Inferior. Seguidamente, ya del Jurásico, nos encontramos con la Formación calizas y dolomias tableadas de Cuevas Labradas sobre la que caminamos la mayor parte de la excursión hasta llegar a un pequeño afloramiento muy caótico y fosilífero (belemnites y braquiópdos) correspondiente a la Formación de calizas bioclásticas de Barahona. Un poco más allá alcanzamos la Formación margas y calizas de Turmiel, muy reconocible pues presenta dos tramos de distinto color, uno grisáceo y otro rojizo, que fue el lugar donde comimos, en la escasa sombra que proyectaba, intentando resguardarnos del intenso calor.

Después seguimos caminando hasta encontramos con las calizas de la Formación carbonatada de Chelva, en la que vimos algunos moldes de ammonites sobre las rocas y en la que terminaba el barranco.

Como punto final a lo visto, realizamos una sencilla columna estratigráfica y observamos las estructuras geológicas tales como pliegues y fallas.

Resumiendo, el día fue muy instructivo ya que pudimos contemplar e intentar reconocer varias formaciones, desde el tránsito del Triásico-Jurasico Inferior hasta el Jurásico Medio. Interesante fue también la observación de algunas especies fósiles como ammonites, braquiópodos o bivalvos.

Finalmente nos acercamos a la cantera de caliza del barranco que se está junto a la Lomaza de Belchite. Supone ésta un terrible impacto junto a un espacio natural protegido, a la vez que prácticamente ha hecho desaparecer el interesante paleorrelieve correspondiente al Jurásico Superior (Formación calizas con oncolitos de Higueruelas) que se encuentra bajo los yesos y las arcillas rojas del Terciario. Impactante es también la cantera de caliza que altera el paisaje del impresionante barranco de Zafrané.

Aunque el duro día de calor invitaba a abandonar la tarea, el aguerrido grupo de “geólogos” de la Comisión de Geología mostraron nuevamente su afición a las piedras.

Cantera
Cantera

Recibir información o dejar una opinión