OTOÑO EN SALLENT DE GÁLLEGO

El pasado domingo 27 de octubre fletamos un autobús completo para dar la vuelta al Monte Pazino, en Sallent de Gállego y disfrutar del color de los bosques en otoño.

Comenzamos la ascensión atravesando un bosque mixto de álamo temblón, abedul, mostajo y serbal de cazadores. Al llegar a una pradera con bojes podemos observar el gran deslizamiento de Lanuza, con una marcada cicatriz de despegue. Al parecer la construcción del embalse ha hecho aumentar el nivel freático, empapando el frente del deslizamiento y reactivándolo.

sallent-gallergo-1

Pronto llegamos a la selva de Lanuza, en el que destacan ejemplares monumentales de  hayas.

Continuamos bordeando el Pazino, alcanzando la vertiente sur en la que se desarrolla uno de los mejores abetales que conocemos. Abetos de gran altura con acebos dan lugar a un bosque en que crecen una gran variedad de setas.

Una dura subida nos acerca al collado del Pazino desde le que las vistas son impresionantes. Abajo queda Sallent y Formigal. Destaca la marmolera del Infierno y el pico Midi. Los más valientes deciden seguir la empinada subida que conduce hasta la cima del Pazino, con vistas privilegiadas del Valle de Tena.

sallent-gallergo-2sallent-gallergo-3

sallent-gallergo-4

Por fin llegamos a las proximidades de Sallent, donde el bosque es sustituido por pastizales para el ganado vacuno. Ya casi en la población nos sorprende la presencia de una población de espino amarillo (Hippophae rhamnoides).

Recibir información o dejar una opinión