EXCURSIÓN A LAS HOCES DEL RÍO PIEDRA

Por la mañana hicimos la Ruta circular de Aldehuela de Liestos a las Hoces del Río Piedra (Comarca del Campo de Daroca). La distancia que recorrimos fueron unos 10 Km, con un desnivel de 130 m, un paseo fácil y tranquilo.

Seguimos el camino guiados por Jordi Pérez (El vuelo del buitre) que nos explicó algunas curiosidades de la zona. El camino estaba perfectamente balizado, indicado con flechas y paneles informativo. Los dos primeros kilómetros los hicimos por pista agrícola y continuamos por una senda que atraviesa la Puerta de la Hoz, acceso principal a las Hoces del Río Piedra. En un ligero ascenso pasamos por el Pozo del Sombrerillo, actualmente seco, y llegamos al Mirador de las Hoces, donde disfrutamos de uno de los puntos panorámicos más llamativos de todo el recorrido y vimos un montón de buitres leonados. Descendimos hacia el cauce del río y seguimos pegados a la orilla entre abundante vegetación: sauces, chopos, álamos, carrascas, quejigos, arces de Montpellier, hiedras, escaramujos, etc. Vimos la Cueva del Asno, la Cueva de Peñas Caídas, el Paso del Angostillo (justo enfrente de la peña de los buitres).

Según nos contó Jordi, el nombre del Río Piedra viene dado por la capacidad que tienen sus aguas de petrificar o convertir en piedra la materia orgánica que bañan por el alto contenido de carbonatos que llevan sus aguas.

Comimos en el bar del pueblo. Algunos disfrutaron de un caliente rancho encargado para este día y otros aprovecharon el calorcito de la jornada para comer en la terraza.

El alcalde nos abrió amablemente las puertas de la iglesia de Aldehuela de Liestos para ver las obras de arte que tienen allí, entre ellas un cuadro de Francisco Bayeu.

Por la tarde continuamos unos pocos kilómetros en el autobús hasta llegar al pueblo de Cimballa, perteneciente a la Comarca de Calatayud, donde visitamos en primer lugar el Molino recién restaurado. Nos hicieron una demostración de como se molían los granos de trigo. Posteriormente subimos al mirador para observar los preciosos Ojos de Cimballa, que aunque corresponden al Río Molinos, uno de los más cortos de España, también es considerado como el verdadero nacimiento del Río Piedra. Los colores del otoño hacían la vista todavía más bonita.

Continuamos unos kilómetros más y paramos con el autobús junto al  Mirador del Monasterio de Piedra donde Jordi nos dio las últimas e interesantes explicaciones de la zona.

Tomamos un último refresco en Nuévalos y de regreso a Zaragoza con la satisfacción de haber aprovechado el día en un lugar espectacular que a todos nos gustó y nos sorprendió.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Responses

  1. Buenos dias , me gusta la excursiones que tenéis preparada, pero no soy socia y el coste para no socios me parece un poco cara. Me podéis informar del precio para hacerse socio ? Saludos y gracias

Recibir información o dejar una opinión