EXCURSIÓN: PR S-10 Sierra de Bonés

Con esta interesante ruta iniciamos la temporada de otoño. Situada en la zona de influencia del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Nos permitió conocer los contrastes y la gran diversidad botánica de la Sierra de Bonés, al contemplar la vegetación mediterránea en sus zonas de solana: quejigar y boj, etc, y en sus zonas más húmedas: bosque mixto de haya, pino silvestre, etc.

El día estaba lluvioso al llegar a Huesca, por lo que no pudimos parar como otras veces en la Alberca de Loreto para ver aves acuáticas. El autobús nos dejó en la boca del túnel de la Manzanera, antigua carretera a Francia y actualmente cortada al tráfico en este punto. Ascendimos por la derecha, por la pista forestal, y fuimos por la ladera de solana de la sierra de Bonés donde predomina: el quejigo, la carrasca y el boj que coloniza estas soleadas laderas. Después dimos un giro a la izquierda, y poco a poco fuimos encontrando una vegetación de zonas más umbrófilas, como hayas y acebos, donde pudimos apreciar algún pequeño tono marrón en las hojas de hayas.

Más adelante llegamos al cruce de la senda S-10 que viene del Mesón Nuevo, nosotros lo seguimos por la pista en dirección  a Arguis y Ermita de la Magdalena. La lluvia era moderada, pero no paraba. Llegamos a otro cruce donde nos indicaba dirección Arguis. Seguimos al frente donde al poco tiempo, ya pudimos ver a la derecha la Ermita de la Magdalena, cercana a una balsa vallada y el río Flumen. Por un sendero subimos hasta la ermita que data de los siglos XVI a XVIII y que en la actualidad es usada como refugio de pastores. Observamos el entorno llamado Prados de Bonés, donde el río Flumen atraviesa pinares adehesados junto a corrales de muretes hechos con losas de piedra para encerrar el ganado.

Habíamos recorrido unos 5 Km. la opción era continuar otros 2 Km. hasta la Punta Cardón (1490 m.). Pero la lluvia arreciaba y optamos por regresar al túnel de la Manzanera, ya que la senda que conduce en pendiente hasta Arguis S-10 pensamos que estaría muy resbaladiza.

En cuanto a fauna vimos huellas de jabalíes, buitres volando, cornejas, etc. Oímos: carboneros, pinzones, petirrojos, reyezuelos, etc.Y gracias a la lluvia vimos bastantes ejemplares juveniles de sapo común (Bufo spinosus) cruzando la pista.

Para comer buscamos refugio en uno de los bares de Arguis.

Por la tarde la lluvia paró y nos permitió llegar andando hasta el Centro de Interpretación sobre la Sierra de Guara que se encuentra en las cercanías del pantano de Arguis. Después realizamos un paseo alrededor del pantano en la zona de la presa. Sobre las 18.00 horas, un poco antes de lo esperado por la meteorología del día, nos encaminados al bus y volvimos a Zaragoza.

¡A ver si para la excursión próxima al Río Piedra hay más suerte con el tiempo!

Recibir información o dejar una opinión