BOTÁNICA. El florido invierno

 

Ya sea por el cambio climático  o por el fenómeno del “El Niño” o quizá más por la suma de ambos, este otoño-invierno está siendo excepcional. Pudimos comprobarlo el domingo día 10 de enero cuando fuimos a dar un paseo por los Montes de Torrero (Zaragoza).

Lo encontramos todo lleno de verdor, como en primavera, y nos sorprendió la gran cantidad de plantas que había en flor, pues aunque normalmente por estas fechas algunas de las que vimos sí que florecen, otras ni tan siquiera han empezado a desarrollar los capullos.

A pesar de que el otoño fue extremadamente seco, la inversión térmica debida al persistente anticiclón, dio lugar a prácticamente un mes de nieblas (típicas del Valle del Ebro en diciembre), proporcionando así la humedad necesaria a estas plantas, lo que unido a que las temperaturas están siendo más altas de lo habitual (no ha habido heladas) ha hecho que en la primera mitad de enero tengamos los Montes de Torrero como en marzo.

Y otra sorpresa más, de vuelta a casa, al pasar por el Parque Grande José Antonio Labordeta comprobamos que también han florecido ya los Narcissus assoanus

Dejo aquí una pequeña lista de las plantas en flor que vimos, como testimonio de un año excepcional:

 

Bellis perennis

Calendula arvensis

Capsella bursa-pastoris

Centaurea aspera

Diplotaxis erucoides erucoides

Erodium malacoides

Fraxinus angustifolia

Fumaria capreolata

Fumaria gaillardotii

Fumaria officinalis

Geranium rotundifolium

Malva sylvestris

Moricandia arvensis

Narcissus assoanus

Pallenis spinosa spinosa

Parietaria judaica

Piptatherum miliaceum

Poa annua

Reseda lutea lutea

Rosmarinus officinalis

Scabiosa atropurpurea

Sonchus tenerrimus

Stellaria media

Stellaria pallida

Urtica urens

Veronica hederifolia hederifolia

Veronica polita

Viburnum tinus tinus

 

Recibir información o dejar una opinión