ACTUACIÓN EN LA BALSA DEL VIVERO

  Las charcas, naturales o artificiales, son pequeños ecosistemas de gran interés. Estos hábitats tienen gran importancia en la conservación de las poblaciones de numerosos grupos de vertebrados e invertebrados.
 
  Un grupo especialmente sensible a la alteración de estos espacios, son los anfibios, ya que dependen de estas pequeñas masas de agua para su reproducción. La desaparición de numerosos humedales en las ultimas décadas ha sido una de las causas del declive de las poblaciones de anfibios en el mundo y también en nuestra región.
 
 Imágenes de alguno de los animales que había en ella y que fueron trasladados a otras charcas.  
Rana común (Pelophylax perezi) y Notonecta viridis.
 
  ANSAR lleva años creando pequeñas charcas en distintas zonas de los alrededores de Zaragoza y la finca de La Alfranca, en Pastriz, es un lugar destacado entre todos ellos. Allí contamos con cuatro pequeñas balsas que albergan una variada e interesante vida acuática.
 
  Los años y la experiencia han hecho que intentemos mejorar estos ambientes en alguna de las balsas que fueron instaladas hace mas de 15 años y que por otra parte han funcionado razonablemente bien. Por ello hemos desmontado una de esas balsas y en fechas próximas la reconstruiremos dándole un aspecto más natural.
Imágenes de los trabajos del vaciado de la balsa.

Recibir información o dejar una opinión