Una muerte anunciada: un aerogenerador acaba con la vida de un águila real

Las águilas no juegan entre las palas, intentan esquivar la muerte, porque las aves planeadoras utilizan las térmicas en las mismas zonas donde se instalan los molinos. El águila real que cayó abatida el pasado 3 de marzo, lo único que hacía era elevarse en el aire para prospectar su reino, pero se encontró con la muerte.

 

PINCHA AQUÍ PARA LEER NOTICIA COMPLETA.

Recibir información o dejar una opinión