¿Qué pasa con el ICA?

publicado en: Defensa, Noticias y eventos | 0

CON EL ICA, LA DEPURACIÓN EN ZARAGOZA ES INSOSTENIBLE

Zaragoza en el periodo 2002-2009 realizó importantes inversiones en los planes de abastecimiento que además coincidió con la traída de aguas de Yesa y pese a que el embalse de La Loteta es el gran fiasco a resolver, todas las actuaciones supusieron un importante avance para la ciudad.

No se puede decir lo mismo en el campo de la depuración. Ya en el 2007 documentos del Ayuntamiento evaluaban en más de 40 millones de euros las inversiones a realizar .Desde nuestro punto de vista estas cifras ,en la actualidad, se quedan muy cortas. Todo ello se expone en el Plan Director del Ciclo integral del Agua que se hizo público hace tres meses A la reposición anual de tuberías, la construcción de la depuradora de Peñaflor, desdoble de colector de Malpica, colectores de la carretera de Castellón, mejoras en la depuradora de Alfocea, el talón de Aquiles de todo el sistema sigue siendo el mal funcionamiento de las depuradoras, en especial la de La Cartuja.

Desde su construcción en 1993 ha estado en constante polémica. A los sobrecostes que la auditoría señaló en su momento, el asesor que García Nieto eligió en el proyecto, Didac Fabregas, ha aparecido en el último año en la lista Falciani por la evasión de millones de euros a Suiza.

Se vendió como un proyecto innovador, con un modelo compacto para evitar olores en el entorno, elección de lamelares para la fase de decantación e incineración de fangos que ocasionan vapores muy contaminantes. La propia empresa que la construyó y que actualmente sigue gestionando, con un liderazgo mundial en la construcción en depuradoras, desechó este modelo ya que entre otros motivos afecta a la oxidación del hormigón y demás estructuras de hierro de la instalación.

Hemos pagado los zaragozanos más de 325 millones en su construcción y mantenimiento pero, a pesar de ello, la auditoría hecha en el 2015 fue demoledora. De su lectura se puede concluir que mejor sería construirla de nuevo. Problemas en los lamelares, en el pilotaje de los edificios de administración , en la línea de fangos y unos resultados en la depuración que son altamente mejorables. Hace unos meses se denunciaba los valores de DQO en los colectores de salida, no recupera los fosfatos, aspecto que se visibiliza en las grandes espumas de las aguas efluentes al río y en la presa de Pina a 20 kms de la depuradora se superaban, en este último año, los niveles de amonio achacables al mal funcionamiento de la depuradora.

En otros apartados, el último Consejo Sectorial del Agua del Ayuntamiento que tuvo lugar antes del verano, fuimos informados de que Zaragoza factura 38 hm3 de agua potabilizada sin embargo el total de agua depurada es de 60 hm3. Esta enorme diferencia se debe en parte a la recogida de aguas de lluvia que se acentúa por la falta de permeabilización del suelo urbano, pero también de los sobrantes de riego que se inyectan en los colectores de aguas residuales. Se estima que puede ser del orden de 10 hm3 al año. Estamos pagando innecesariamente 5,2 millones al año. En 25 años de funcionamiento más de 130 millones perdidos.

Nos señalan los técnicos que hay que monitorizar la red de colectores para detectar donde se hacen las diferentes aportaciones de agua. Otra gran inversión que se hace totalmente necesaria por los ahorros que puede reportar.

Fernando Gimeno, el consejero de economía de la DGA, sabe de todas estas necesidades por sus responsabilidades anteriores en el consistorio zaragozano, que con todo lo que hemos ido refiriendo, son cantidades, que sin señalar las de abastecimiento, superan a nuestro entender los cien millones de euros y ello siempre que no se haga una nueva depuradora. Cuesta creer que nos despachemos del impuesto de sucesiones que solo afecta al 9% de la población y supone unas perdidas en la tesorería de decenas de millones de euros al año y sin embargo todos los zaragozanos tengamos que aportar, sin progresividad alguna, un mínimo de 17 millones de euros anuales durante 25 años para tapar el agujero económico que supuso la depuración de ciertas zonas de Aragón.

No sabemos la posición de PP, CDs y CHA sobre este grave problema. Nosotros señalamos que esta situación en el que necesariamente hay que aumentar las tasas de depuración del Ayuntamiento de Zaragoza, con el lastre de los 17 millones anuales del ICA, se hace insostenible la depuración de la ciudad a no ser que se atiendan los requerimientos de la RAPA que no solo beneficia a Zaragoza sino, por igual, a todo Aragón.

Por último señalar que no todo se reduce a tecnología y economía. Sin la concienciación y la participación de los ciudadanos, comunidades de regantes, industriales y ganaderos, nuestros ríos seguirán sin recuperarse.

Mariano Mérida Salazar

Red de Agua Pública de Aragón y ANSAR

LA MALA GESTION DE LA DEPURACION EN ARAGON

 

Los cuatro años de legislatura se van agotando y ninguno de los objetivos importantes se ha conseguido.

En primer lugar la depuración del Pirineo y Prepirineo sigue sin realizarse y ante la próxima campaña electoral los alcaldes poco pueden ofrecer a sus ciudadanos en el campo de la depuración. El TSJA acaba de confirmar la justeza de las multas por contaminación planteadas por la CHE y es de esperar que se repitan cada año mientras no se construyan las depuradoras

La contaminación de los ríos ha provocado que este año decenas de barranquistas en los cañones de Guara sufrieran gastroenteritis y cada verano, en los diferentes ríos pirenaicos , pende la espada de Damocles de que estos hechos puedan volver a repetirse Desde 2005 estas poblaciones pagan el ICA pero las depuradoras siguen sin construirse. ¿Porqué el Instituto Aragonés del Agua-IAA- no reclama los 140 millones destinados a depuración del Pirineo y que se dedicaron a otros fines diferentes a los aprobados en el convenio con el Ministerio de Medio Ambiente?.

En Junio del 2017 el IAA rescindió a las empresas los contratos de obras de las diferentes zonas de depuración del Pirineo. Después de 16 meses nada sabemos como se han resuelto las compensaciones económicas, que suponemos millonarias, y mucho nos tememos que cuando por fin se resuelvan, la única solución que se intente sea una nueva versión de contratos de concesión de obra, continuando las viejas políticas de depuración que han sido tan gravosas para el conjunto de los aragoneses.

En segundo lugar el IAA ha incumplido el segundo gran objetivo de revisar el Plan Aragonés de Depuración que había caducado en el 2015.Solo hace dos meses se ha aprobado la adjudicación a una empresa para que conduzca esa futura revisión. Mientras no se haga, será imposible convocar pliegos de licitación de nuevos contratos. Que hayan pasado más de tres años sin aprobar la revisión del Plan, dice mucho de la mala gestión del IAA , cuya urgencia ya la marcaba la auditoría de la Cámara de Cuentas que anunciaba inversiones de más de 3000 millones de euros en el horizonte del 2045 para que el Plan saliese adelante.

En lo único que ha habido celeridad es en el cobro del ICA de las anualidades del 2016 y 2017 y que en el caso de Zaragoza supone un aumento de la fiscalidad del 60% respecto a los que los zaragozanos ya venían pagando. En efectos el mantenimiento de depuradoras y colectores supone 30 millones de euros. Los 17 millones que supone el pago anual del ICA, supondrá para los próximos 30 años , 510 millones que pagaremos los zaragozanos además de costearnos nuestro propio sistema de depuración desde el año 1993.

Pero si añadimos los más de diez millones anuales que en Zaragoza hemos de invertir durante más de una década para reposición de tuberías, acabar el saneamiento de zonas como Peñaflor, carretera de Castellón y mejorar las instalaciones de las casi obsoletas depuradoras de La Cartuja y Almozara, el pago sube a 57 millones de euros solo para depurar aguas sintener

en cuenta las necesidades de abastecimiento. Con estas cuentas el aumento de la fiscalidad para el 2019 será del 90% para los zaragozanos. Algo totalmente insostenible haciendo que el ICA rompa las cuentas de depuración de la ciudad de Zaragoza. En este escenario cuesta creer que la Justicia no actue y mientras Lambán, Olona y Torralba se obstinan en hacer reos a todos los aragoneses

Y ya avisamos. Los cien mil impagos que muchos zaragozanos realizaron espontáneamente de los recibos se volverán a repetir en los próximos años hasta que no haya una solución mas cercana a la que propone la RAPA.

Dejar una opinión