Crónica del viaje a Salamanca

Ansar organizó el tradicional viaje de Semana Santa a tierras de Salamanca para conocer varios de sus espacios naturales

Día primero

Realizamos una parada técnica en Peñafiel que aprovechamos para conocer su patrimonio artístico disfrutando de la imponente silueta del castillo, la plaza del Coso y su iglesia mudéjar. En el río Duratón algunos pájaros (lavanderas cascadeña, mirlo…)

Llegamos después de comer a Salamanca pero con suficiente tiempo como para disfrutar de la ciudad. Además de la clásica visita cultural nos dedicamos a observar otros aspectos, según intereses particulares: Los geólogos la litología de los edificios como la Catedral, Universidad y Plaza Mayor (arenisca, granitos…). Herpetólogos y ornitólogos buscaron fauna en el Tormes.

Día segundo

Realizamos diversas paradas para conocer el Parque Natural de Arribes del Duero. En primer lugar nos detuvimos en la Peñagorda, un inselberg granítico de gran interés geológico. Nuestro geólogo de guardia, Juan Pablo nos mostró las características mineralógicas y estructurales de la roca. Además nos sorprendimos con la presencia de varias especies de fauna: culebra bastarda, de escalera, alcaudón, águila calzada, avión roquero, etc.

Después visitamos el pozo de los Humos con sus inesperados saltos de agua. Tras la comida accedimos al mirador de Picón de Felipe. Un impresionante lugar desde el que se divisa el cañón labrado por el Duero en su discurrir hacia el Atlántico. El granito es la roca dominante. Lástima que casi cien metros del valle se encuentren bajo las aguas del Pantano de Aldeávila. Algún avezado ornitólogo vio buitre negro, los demás solo buitres leonados.

Finalmente bajamos hasta el pantano atravesando una rica vegetación de jaras, encinas, zumaques, madroños y cantuesos para hacer un recorrido de hora y media en barco. La hermosa luz de la tarde nos hizo disfrutar de los paredones graníticos y de la visión de buitres leonados y alimoche entre otros.

Día tercero

Visita al Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia. Tras recorrer por carretera un paisaje de dehesa con hermosos ejemplares de encina, llegamos al pequeño núcleo de El Casarito. Estamos al pie de Peña Francia, un buen ejemplo de sinclinal colgado con una cima de cuarcitas ordovícicas. En primer lugar hicimos un recorrido circular por un bosque de robles con ejemplares monumentales de castaños. A lo largo del paseo observamos un buen número de pajarillos: mosquitero papialbo, carbonero común, carbonero garrapinos, mitos etc.

Tras reponer fuerzas con el almuerzo comienza la subida a Peña Francia por bosques, brezales y roquedos. Las vistas de la cumbre compensan el esfuerzo.

Tras la comida visitamos La Alberca, un bonito pueblo pero que no se pudo disfrutar como quisiéramos debido a la gran cantidad de turistas que había en sus calles. El grupo de geología encontró unos espectaculares fósiles de cruzianas (huellas de trilobites) que adornan alguna fachada de las casas.

Día cuarto

Regreso a casa pero aún tuvimos ocasión de disfrutar de la naturaleza, en este caso de la provincia de Soria. En Calatañazor paseo hasta la Fuentona, recorrido por su famoso sabinar y por las pintorescas calles de la localidad. Aquí nuestra historiadora de guardia, Elena Piedrafita, nos explicó la historia de Almanzor que falleció por estos lares.

Agradecemos desde aquí a nuestro conductor Miguel Ángel que dio muestras de su gran profesionalidad, al personal del hotel por su amabilidad con el grupo y a Miguel Ángel Romeo, Rafael Cabeza y Juan Pablo Castro que tan bien prepararon este viaje.

Los listados completos de aves que hizo nuestro compañero Juan Carlos Troya los podréis ver en esta misma página dentro de unos días.

También colgaremos aquí fotos del viaje.

IMG-20170417-WA0003

Dejar una opinión